Sin categoría

MP3 = Piratería (¿?)

Hace algunos ayeres, escribí un texto acerca de la piratería, enfocándolo principalmente a los productos piratas que existen en las calles (Discos, DVD, playeras, videojuegos… ¡hasta libros piratas hay (viles fotocopias)!

Sin embargo, en esa ocasión no tomé en cuenta un fenómeno que también se está dando y tiene que ver con dos letras y un número: MP3. Así es, ya saben por dónde voy: de un tiempo para acá, se considera piratería (en cierta forma) a la descarga de archivos MP3 de la Internet y de forma gratuita, pues "el artista no percibe las ganancias que merece por su trabajo".

Hagamos un poco de historia: Por ahí de 1999, un cuate de nombre Shawn Fanning desarrolló y colocó disponible para descarga una aplicación llamada Napster. Napster permitía buscar música en formato MP3 y descargarla en la computadora sin pagar un centavo por ella. Como podrán imaginarse, la popularidad de este programa se fué a las nubes… Todo parecía prometedor para Fanning y Napster, pero una nube negra aparecería en el horizonte y echaría todo a perder.

Resultó que no sé quién fue el simpático que se robó el "demo" de la rola "I Dissapear" de Metallica, la convirtió a MP3 y la subió a Napster, quedando disponible para todo mundo desde antes de que se lanzara el soundtrack de la película "Misión: Imposible II" (a la cual pertenecía esta rola) de manera oficial. De hecho, esta MP3 fue reproducido por varias estaciones de radio en Gringolandia, para acabarla de torcer. Por supuesto que Metallica se enojó con el hecho, y más por descubrir que ahí estaba toda su discografía, libre para el que la quisiera. Por lo que la banda demandó penalmente al servicio ofrecido por Napster. Después se les unieron en su demanda el rapero Dr. Dre (mentor de Eminem) y Madonna, y más adelante, las compañías disqueras. El caso acabó perdiéndolo Napster, y aunque apelaron, no resultó y finalmente fue declarado en bancarrota. Tiempo después surgiría una versión "de paga", pero ya no sería lo mismo.

Hasta la fecha, aún hay versiones encontradas sobre si la descarga gratuita de música es ilegal o no. Por una parte tenemos al rapero Eminem, quien dice "Si tienes dinero para una computadora, ¿por qué no te compras mi chingado disco en vez de descargarlo ilegalmente, cabrón?" (educado el muchacho). Y por el lado contrario tenemos a Bono, el vocalista de U2, quien muy quitado de la pena nos dice: "Pues a mi me vale. Total, ya soy millonario. Ya hice mi vida".

Las disqueras por supuesto consideran la descarga gratuita como ilegal, pues les está causando pérdidas millonarias. Y aquí es donde entra la pregunta: ¿Por qué preferimos bajar música gratuita, y no pagar por ella?. La respuesta puede ser: Porque los discos son muy caros, y son las propias compañias disqueras (en ocasiones con colaboración de las tiendas) quienes inflan el precio del disco. Y lo que es peor: es muy probable que, de lo que cueste ese disco, le toque al artista un porcentaje reducido del mismo,, quedándose con buena parte del pastelote la compañía disquera. ¿Como cuánto les gustaría que recibieran? ¿10%? ¿20%? ¿30%, y exagero?. Que también depende de qué artista estamos hablando: Si son los de Rebestia… ¡Perdón! Rebelde, pues a esos cuates les dan todas las facilidades del mundo (creo que graban hasta tres discos por año); mientras que a bandas como Interpuesto o como el Haragán, tienen que andar viendo como sobreviven, pues no están en las grandes disqueras, sino en compañías pequeñas como "Discos y Cintas Denver" (la primer disquera que promocionó a los entonces "Three Souls in my Mind", ahora conocidos como El Trí").

Otra razón podría ser: un disco tiene, en promedio, 12 tracks. De esos 12 tracks, en bastantes ocasiones resulta que sólo tres o cuatro verdaderamente valen la pena, y las restantes nada más están para rellenar el hueco. Por lo mismo, los usuarios nada más buscan las canciones que verdaderamente les gustan y que verdaderamente van a escuchar.

También hay otro punto: quién sabe qué tanto afecta en verdad a los artistas este fenómeno. Vamos, no ganan dinero nada más vendiendo sus discos. También perciben ingresos por los conciertos que dan (por algo pagamos un boleto, ¿verdad?). No sé si también cobren por las firmas de autógrafos masivas que realizan (ojo: no digo que les cobren a los fanáticos por sus autógrafos, sino que le cobren a otra persona por ellos). También perciben ingresos por el "merchandise" que tienen: camisetas, gorras, mochilas, tazas decoradas, etc. Muchos de ellos tienen actividades alternas a su profesión musical, por la cual también perciben ganancias: Algunos son empresarios y ponen sus negocitos. Otros "explotan" su nombre y se lo ponen que en lociones, que en cremas…

Como quiera que sea, para muchos, los malos del cuento son las disqueras, que nada más andan viendo cómo enriquecerse. Por ahí corrió un rumor que las disqueras iban a cobrarles un porcentaje a sus artistas por los conciertos que den. Sin embargo, una banda se "rebeló" contra las disqueras de la siguiente forma: Radiohead puso su último álbum "In Rainbows" disponible para todo mundo con la condición que pagaran. ¿Cuánto? ¡Lo que el consumidor quisiera! Uno podía pagar desde cero libras (£0.00) hasta el valor de su alma en moneda.

Queda una pregunta en el aire: ¿Es el MP3 malo? No necesariamente. Muchas bandas que apenas están iniciando, usan este formato para darse a conocer, y no ponen ningún reparo en si es gratuito o no. Con esto nos resulta curioso que, los que se quejan, son los artistas ya establecidos.

Sin embargo, no hay que ignorar una realidad. Estas descargas no estarán acabando con las disqueras, pero sí están acabando con las tiendas de discos. En Gringolandia, la legendaria Tower Records "tronó". Si en México se mantiene es gracias a Grupo Sángrons… errrr… Sanborns, perteneciente a Grupo Carso. Así que denle gracias a Carlos Slim de que todavía hay Tower por aquí.

Ya para terminar: no hay que olvidar las tiendas on-line que venden los archivos MP3, como iTunes (de Macintosh) y Tarabú (de EsMas – Televisa). Sólo espero que estas tiendas les den un porcentaje justo a los artistas por sus ventas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s