Sin categoría

No sé sobre qué escribir…

Son las 9:30 A. M. del día miércoles 26 de octubre del 2011. Estoy sentado frente a mi computadora, dispuesto a escribir mi columna de los miércoles, y me llevo la desagradable sorpresa de que… ¡NO SÉ SOBRE QUÉ ESCRIBIR!

Por segunda vez en mi vida de escritor, y por primera desde que retomé este oficio, no tengo ni la más remota idea de qué tema desarrollar… tengo la cabeza vacía casi por completo. A ver, permítanme tantito… ¡Muy bien, neuronas! ¡Les habla su jefe! ¡Es hora de que hagan su trabajo! (denle click aquí) ¿No? ¡¡¿NADA?!! ¡¡¡CHALE!!!…

Algunos me dirán: “Déjalo para el siguiente miércoles. No es importante”. Pero no quiero dejar un miércoles sin escribir. Antes escribía cuando había un buen tema o cuando estaba de humor para hacerlo, y por lo tanto escribía, fácil, dos veces al mes. Esto es algo que los buenos escritores NO HACEN. Si tengo pensado vivir de esto, pues es hora de que me vaya entrenando a escribir, por lo menos, una vez a la semana.

Así que, ¿sobre qué escribiré?…

Podría escribir sobre Muhamar Gadaffi, el tipo que estuvo mangoneando Libia desde 1975, y que ya sacaron del poder… claro, usando la forma más desagradable, porque lo mataron. En este punto, uno podría pensar que fue aniquilado dentro de las acciones propias de la “guerra” que se desató para quitarlo del poder, pero no. A Gadaffi lo capturaron, lo torturaron y por último, lo ejecutaron sin juicio previo. Recordemos que a Saddam Hussein también se lo echaron, pero a él sí lo enjuiciaron. Reflexionando un poco: bien dicen que el estilo de vida determina el estilo de muerte, y eso se aplicó a Gadaffi: Abusó, mató, le desgració la vida a mucha gente y bueno, no es que me dé mucho gusto, pero ahí están las consecuencias.

Lo que estuvo pésimo, fue que estuvieran transmitiendo videos vía televisión y publicando fotos en la prensa de cómo Gadaffi acabó sus días. Imágenes verdaderamente grotescas que no me atrevo a describir. Hasta parecía que habían regresado los días de programas como “Duro y Directo” o “Fuera de la ley” ¿se acuerdan?. Inclusive, hasta el periodista Leon Krauze llegó a preguntar si estaba justificada la publicación de esas imágenes y la difusión de esos videos en la labor periodística. Yo digo que no. Y como aquí no somos filial de la revista “Alarma”, pues aquí le dejamos.

También podría escribir sobre el cáncer de seno. Recordemos que estamos en el mes de la lucha contra este cancer; como quien dice, este es “el mes de la pechuga sana, sea grande, sea plana“. ¿Por qué se hace tanto énfasis en este cancer? Primero, porque es el cáncer que con más frecuencia se presenta en las mujeres occidentales. Luego, es la primera causa de muerte por cancer en la mujer en Europa, Estados Unidos, Australia y algunos países de América Latina; y por último, es la segunda causa de muerte en la mujer por cualquier tipo.

Aquí podría poner todas las medidas de prevención y detección posibles: la autoexploración, mastografías una vez al año… pero creo que eso ya se ha dicho hasta el cansancio en otros medios. Uno más no haría gran diferencia. Sólo quiero suplicarles una cosa a las mujeres: ¡HÁGANLO! Y si detectan algo extraño, pues ni lo duden y vayan al médico ¡PERO DE VOLADA! No se vayan a esperar a que se haga más grande (e irremediable) ni salgan con que “¡No va a pasar nada…!” ¿Saben qué le paso al “primo de un amigo” la última vez que dijo que no iba a pasar nada? Acabó en una cama de hospital… con siete transfusiones de sangre…

Podría haber escrito algo sobre el cáncer de seno la vez pasada, pues coincidía con el mero día de la lucha (19 de octubre), pero entre que ya tenía planeado escribir sobre la caída del BlackBerry, y que ignoraba sincéramente que fuera ese día, pues se me pasó la oportunidad.

También podría escribir sobre el Clásico de clásicos, donde las Chivas (para no variar y seguir con la costumbre) se la volvieron a aplicar al América (y hasta tuvieron piedad: era para que el partido acabara, fácil, 6-1) como ha venido siendo desde que Micher Báuer es presidente del equipo amarillo. Cabe notar que se ha hablado más del perdedor, que del ganador. Gracias en parte, a las declaraciones de Ángel Reyna, quien dijo que “tenían un capitán de agua y una defensa de plástico”; es decir, que el capitán es un papanatas y que la defensa apesta. Por supuesto que se enojaron y lo separaron del plantel. En realidad, aquí la falla de Reyna no fue lo que dijo (pues es la verdad), sino cuándo lo dijo (después del partido) y cómo (despotricando y sin hablar primero con sus compañeros) Aunque tambien hay que decir que tal parece que en el América les gusta vivir en “Ilusolandia”… ¡Y cuidado intentan sacarlos de ahí, porque los corren!

También podría escribir sobre los Juegos Panamericanos… pero no. Eso será para la próxima semana, pues aún están en desarrollo. Ya para dentro de ocho días sabremos cómo terminaron y si se superó la marca de las 23 medallas de oro. También habrá (eso espero) una evaluación de si se triunfó o se fracasó en las distintas disciplinas.

También podría seguir con el tema de la semana pasada (cuando se cayó BlackBerry), pero ahora enfocandome a dispositivos móviles en general y una cosa curiosa que me dí cuenta: la gran variedad de sistemas operativos que hay para dispositivos móviles. Para computadoras, a nivel comercial, nada más están Windows y MacOS; y bueno, Linux pero ya es para usuarios más avanzadones en el tema; mientras que para servidores está Windows Server, la familia UNIX (Linux, AIX, Irix, BSD, Solaris) y Novell (si algunos de estos nombres no se les hace familiar, no se preocupen. No tendrán que lidiar con alguno de ellos si no trabajan con servidores). Y para dispositivos móviles, la cosa está mas ámplia: está iOS para dispositivos Apple, está el BlackBerry OS para (obvio) BlackBerry, está Symbian (que aparentemente, ya va de salida, pero parece que prepara un gran regreso), está Windows Mobile, o Windows Phone (que curiosamente, no domina el mercado como lo hace su versión para PC) y está Google Android, que es de los que mandan en el mercado (junto con iOS), y que acaba de lanzar su nueva versión: el “Ice-cream Sandwich” (andaba de antojo el que lo bautizó, se me hace). En resumidas cuentas, para computadoras personales sólo hay dos… bueno tres: Windows, MacOS y Linux (en sus diferentes distribuciones: Ubuntu, Fedora, Mandriva…) y para dispositivos móviles hay ¡UUUUFFF…! Android, iOS, Windows Móbile, Symbian, BB OS… hasta aquí llevamos cinco… y los que faltan…

Y bueno, revisando todo esto, me volvió a pasar como la vez pasada que no sabía qué escribir: acabé por hacer una maravillosa ensalada de temas que no tienen nada que ver uno con otro. Hagan de cuenta que preparé una comida compuesta por: como entrada, una ensalada rusa; como sopa, una crema de frijol; como plato fuerte, un spaghetti a la bolognesa y, como postre, unas jericayas. Espero no volver a pasar por otra “crisis creativa”…

La rola del Rockero ha terminado. Ya pueden destaparse los oídos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s