Sin categoría

El 2011 panbolero.

Y continuamos con el resumen del 2011. Ahora le toca al deporte que levanta más pasiones que ninguno: el fútbol. En esta ocasión usaremos una especie de “entrega de premios para mencionar lo agradable (y lo desagradable) que pasó en este año en el pan bol nacional e internacional. ¡Empezamos!… nada más voy por el smoking y le damos…

Lo mejor: los triunfos obtenidos por las selecciones juveniles (campeones mundiales sub-17 y tercer lugar sub-20) así como el campeonato de Tigres, escuadra que no se coronaba desde hace 29 años y medio.

Lo peor: Las balaceras que han ocurrido afuera del TSM en tres ocasiones… hasta parece que se pusieron de acuerdo para armar su desgarriate ahí. También el pésimo comportamiento de las barras bravas, que sólo hacen que el aficionado se vaya de los estadios.

Lo mejor internacional:El FC Barcelona. Juegan bonito, ganan y arrasan. Este equipo es un depredador: ataca y ataca hasta no dejar rastro de su rival. Los últimos tres años, el fútbol mundial se ha clasificado en: Barcelona y lo demás (así).

El mexicano en el extranjero: Javier “Chicharito” Hernández. Su primer año en el Mánchester fue de ensueño: quinto goleador de la liga, campeón con el Mánchester… aunque hubo un tropezón en la final de la Champions League ante el Barcelona (¿quién más?) y los últimos meses se la han pasado pegándole como si fuera piñata.

La revelación: El Querétaro. De ser equipo que pelea etérnamente por no descender, tuvo su mejor temporada en todo este pequeño lapso que lleva en primera división, lo que le alcanzó para llegar hasta semifinales, después de eliminar a las Chivas. Si siguen trabajando así, pueden llegar grandes cosas para ellos.

Para la orgánica: El América. Llevan tres años arrastrando el prestigio y el nombre… y les vale. Contrataron al publicista Carlos Alazraki para que les armara la campaña más asquerosa que les he visto en años: “El América es grande… muy grande”. Un slogan que hubiera quedado perfecto en los ochenta, pero ahora pareció una farsa, una mentira, una burla. Siguieron manteniendo a los bultos de siempre (Vuoso y el Rolfi, por mencionar), Édgar Benítez no alcanzó para funcionar, se jugó espantoso y se acabó en penúltimo lugar. Consecuencia: Michel Báuer (¡POR FIN!) renunció a la presidencia y entró Ricardo Peláez, quien tiene el beneficio de la duda, nada más.

Para la inorgánica: El Atlas. Tal parece que no les importa que este equipo se esté iendo al precipicio, pues nadie hace nada por salvarlo. Pende sobre él la espada de Damocles, y en cualquier momento le puede caer, condenándolo al descenso. Y por si fuera poco, no sé que estrategia económica siguen que la idea es que esté siempre operando en números rojos… Pues o son muy brutos o hay algo atrás. Digo, si yo fuera empresario, no me convendría para nada que mi empresa (o una de mis empresas) trabaje siempre con deudas… a menos que hayan motivos fiscales (impuestos, pues) para hacerlo.

Del gozo… al pozo: Los Pumas de la UNAM, que después de ser campeones cayeron en una pequeña crisis y fueron eliminados. Pero tomemosles en cuenta un atenuante: están en proceso de reestructuración, pues se fueron muchos jugadores y están preparando a su sustitutos. Así que no dudo que pronto recuperen el nivel al que sus aficionados están acostumbrados. Uno qué más quisiera que su equipo siempre fuera campeón, pero hay que tener paciencia.

Lo frustrante: El Cruz Azul, que nada más no ha podido ganar nada. Antes llegaba por lo menos a la final, ahora ni eso. Pero claro, si este equipo se la pasa inmerso en peleas internas, entre los dos hermanos Álvarez (Billy y Alfredo) y trayendo puro cascajo sudamericano. También aquí podemos ubicar al León, que por más que quiere regresar, no lo dejan.

La decepción total: los tres equipos que tiene (o tenía) Televisa: Necaxa (con dos descensos en los últimos tres años), San Luis (que no da una) y el América (que ya vimos).

La carabina de Ambrosio: la comisión de árbitros y su famoso ordenador que no sirven para nada.

Se les acabó el gas: Rayados de Monterrey, de ser el equipo dominante en los últimos años, ahora no fueron ni la sombra. Posíblemente el ciclo de Vucetich ya acabó y es necesario un cambio.

Alfombra roja y caravanas: Para el equipo sub-20 del América, que se coronó tricampeón de la especialidad. (Aunque de nada sirve tener buenas fuerzas básicas si no les vas a dar chance en primera división).

La anchoa (por salada): El equipo que termina en primer lugar, no se corona campeón. Pregúntenle a las Chivas.

¿Qué les pasó?: El Pachuca. De ser equipo protagonista, ahora no da una. Tal vez sea por que sus dueños lo olvidaron un tiempo para dedicarse al “Salón de la Fama del Fútbol”.

Dead man walking: Tijuana. Con todo y que se reforzaron hasta los dientes, simple y sencillamente no han tenido la suerte necesaria para ganar sus juegos y pueden regresar a la división de ascenso.

El “ya merito”: Santos. Después de perder tres finales consecutivas, se lo ganaron a pulso.

El biberón de oro: Cristiano Ronaldo, a quien todo mundo envidia (ajá) por rico, guapo y buen jugador… y sobretodo por modesto. Pero eso sí, nada más ve al Barcelona y se hace chiquiiiiiiito chiquito…

Y hasta aquí con este resumen panbolero del 2011. Aún faltan algunas cosas, como quién se coronará en el Mundial de Clubes (aunque me da que será el Barcelona, como siempre) pero por lo pronto, aquí le dejamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s