Fanfics

SFV: Una sombra cae… el fanfic

Capítulo 24: La operación C. H. A. I. N. S.

Ángel y el pobre de Francisco atravesaban la Ciudad de México a toda velocidad en la motocicleta de la primera. Francisco, de ninguna manera, disfrutó ese viaje. Observó cómo un semáforo pasaba de luz verde a luz amarilla. -¡¡CUIDADOOOO!! ¡¡¡EL SEMÁFORO YA SE VA A PONER EN ROJOOOOOOO!!! -gritó.
Pero Ángel, en vez de detenerse, aumentó la velocidad y cruzó esa calle justo cuando se ponía la luz roja. Francisco respiró aliviado… sólo para que, en el siguiente crucero, encontrarse con un camión de redilas cargado con manzanas cruzando la calle. -¡¡¡AGUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS!!! ¡¡¡CAMIÓN FRUTERO EN FRENTEEEEEEEEEEE!!! -volvió a gritar, desesperado.
Ángel volvió a acelerar y saltó el camión, rozándo apenas el cargamento con la rueda trasera y tirando unas cuantas manzanas. Ángel alcanzó a atrapar una manzana, y le dió un mordisco. -¿Quieres? -preguntó y le ofreció la manzana a Francisco, quien se limitó a ver al cielo alzando los ojos, agarrarse los cabellos y poner cara de frustración.

Cuando finalmente llegaron a su destino, Ángel estacionó la moto y se bajó, mientras Francisco… bueno… se dejó caer al piso. -¿Qué pasó, amiguito? -le recriminó Ángel-. ¿No que sabías andar en motocicleta?
-Sí, ¡Pero no a estas velocidades! -contestó Francisco.
-Bueno, como sea, ya llegamos.
-No, aún no… mi estómago se quedó tres cuadras atrás.

Francisco a duras penas logró incorporarse, y casi cayéndose, miró alrededor y reconoció el lugar. -¿Se puede saber qué clase de broma es ésta? -preguntó, molesto.
-No es ninguna broma -contestó Ángel-. Es mi escondite.
-¿Tu escondite? ¡Sí, claro! ¡¿CREES QUE SOY TARADO?! ¡¡ÉSTE ES EL MUSEO “FRANZ MÁYER”!!
-¡Por eso! -aclaró Ángel-. En este museo, está mi escondite. ¡Vamos!

Los dos entraron por una puerta colocada en uno de los laterales del museo, cubierta con follaje y enredaderas, a una habitación de seis por seis metros. En esa habitación había una pequeña televisión con un reproductor de DVD’s, un refrigerador, una cama, un ropero, una mesa con dos sillas, una laptop encima de esa mesa y un ventilador de piso. Las paredes estaban cubiertas de pósters de varios luchadores, siendo la mayoría de The Rock. También estaban pegados todos los carteles promocionales de las películas que The Rock había esteralizado. Francisco recorrió con la vista los pósters y se reconoció en uno de ellos. -¡Órale! ¡Nunca pensé encontrar un póster de cuando todavía era “Blue Crazy”!
-¿Blue Crazy? ¿Entonces tú eres..?
-Sí. Soy Blue Púnisher.
Ángel no pudo evitar el soltar un grito de emoción. -¡QUE PADRE! ¿ENTONCES, CONOCES A THE ROCK?
-Sí… lo conozco… -contestó Francisco, sin poder evitar sentirse herido en su orgullo-. Pero bueno, no venimos aquí a hablar de lucha libre, sino a que me expliques que es eso de C. H. A. I. N. S.

Ángel encendió su laptop y ella y Francisco se sentaron en la mesa. Una vez que la laptop terminó de encender, fue explicándole a Francisco. -La “Operación C. H. A. I. N. S.”, es el plan más reciente de Shadaloo para hacerse con el dominio mundial. Consiste en la creación y construcción de siete satélites que serán liberados en la estratósfera.
En este punto, Ángel le mostró a Francisco un plano de una de esos satélites. -Parecen una especie de esferas negras -comentó Francisco-. ¿Y sabes para qué servirán esos satélites?
-Estos satélites, o “lunas negras” como también les llaman, una vez que sean colocadas en el espacio, causarán eclipses solares artificiales. Como te podrás imaginar, esto hara que la Tierra quede a oscuras permanentemente y por todos lados.
Francisco asintió con la cabeza. -¿Y qué gana Bison con causar eclipses solares, aparte de que las cuentas de la luz se incrementen?
-Ese es otro punto -continuó Ángel-. Estas “lunas negras”, también lanzarán impulsos electromagnéticos que acabarán con toda la luz artificial, así como dejar inutilizable cualquier aparato electrónico: computadoras, videojuegos, reproductores de audio y video…
-Bueno, muy bien -asintió Francisco-, pero no has contestado mi pregunta: ¿Qué demontres gana Bison con dejar al mundo en la oscuridad?
-La oscuridad total -contestó Ángel-, sumirá a todas las personas en el caos, y hará que salga lo peor de ellas: miedos, frustraciones, angustias, enfados… todos los sentimientos negativos que puedas imaginar. Estos sentimientos negativos alimentarán al poder psíquico de Bison…
-… y así se volvería prácticamente… invencible -terminó Francisco.
-Así es -confirmó Ángel-. Con todo ese poder psíquico aumentado, no habrá poder humano que detenga a Bison. Él podrá hacer lo que quiera, cuando quiera y como quiera.

Francisco se llevó ambas manos a la cara. -Esto es peor de lo que imaginé -admitió-. Lo que no entiendo es, ¿qué tienen que ver los háckers desaparecidos, si lo que se necesita para este tipo de plan es mano de obra, constructores?
-De modo que también andas tras los háckers desaparecidos -observó Ángel-. Shadaloo secuestró a esos háckers para que diseñen el programa que controla esos satélites, así como el sistema operativo de los mismos.
-¿Sistema operativo en un satélite? -preguntó Francisco, con extrañeza-. ¡Yo sabía que nada más los necesitaban las computadoras!
-Cada satélite es como una computadora -explicó Ángel-. En este caso, estamos hablando de sistemas operativos empotrados.
-¿Sistemas… operativos… empotrados? ¡Rayos! ¡Debí traerme a mi hermano! ¡Él es el que le sabe a todo esto!
-Tranquilo, yo te explico -lo calmó Ángel-. Un sistema operativo empotrado, es un sistema de computación diseñado para realizar una o algunas pocas funciones dedicadas, frecuentemente en un sistema de computación en tiempo real, es decir, que interacciona con su entorno físico y responde a los estímulos del entorno dentro de un plazo de tiempo determinado. No basta con que las acciones del sistema sean correctas, sino que, además, tienen que ejecutarse dentro de un intervalo de tiempo determinado. Al contrario de lo que ocurre con los ordenadores de propósito general que están diseñados para cubrir un amplio rango de necesidades, los sistemas empotrados se diseñan para cubrir necesidades específicas.
-Que en este caso sería, por ejemplo, para que el satélite se mueva a una x dirección -ejemplificó Francisco.
-¡Exacto!

Francisco inhaló hondo. -Definitívamente, no tenemos tiempo qué perder.
-Espera, que no he terminado -dijo Ángel.
-¿Todavía hay más? -preguntó Francisco.
-Lamentablemente, sí… y no es nada bonito. En ese momento, Ángel desplegó una especie de mapa mental en la laptop. -Shadaloo no está solo en este plan.
-¿Qué? ¿Hay más gente involucrada?
-No sólo gente. Shadaloo ha decidido pedir ayuda a otras organizaciones criminales para que “financíen” este proyecto y le den los materiales necesarios.
-¿Otras… organizaciones criminales…? ¿Como cuáles?
-Una de ellas es NESTS.
-¿NESTS? ¡Pero se supone que esa organización ya fue destruída!
-Shadaloo ayudó en su resurgimiento. Ahora colabora con Shadaloo como un “pago de favores”. Otra organización involucrada es la Mishima Zaibatsu.
-¿La compañía de la familia Mishima? -preguntó Francisco, mientras arqueaba una ceja-. Conozco al CEO actual, Jin Kazama, y siempre creí que era una persona honorable.
-Él, sí… pero ni su padre, ni su abuelo lo son. De NESTS, no me queda claro su papel, pero Mishima Zaibatsu es la que financía en parte este proyecto.
-¡Ya veo! ¡Son los que “ponen la pachocha”, como quién dice!
Ángel soltó una risa -¡Sí! ¡Así es! Otra organización involucrada es DOATEC.
-¡Eso no lo creo! -exclamó Francisco-. DOATEC es una empresa dedicada a la promoción de combates de artes marciales que maneja mucho el estilo “deathmatch”… ya sabes, rings con fuego, explosivos, tinas con alacranes, jaulas electrificadas… como en su tiempo FMW y BIG Japan Pro-Wrestling.
-Tienes razón -asintió Ángel-, pero en el pasado, esta empresa se dedicaba a la fabricación de armas… y parece que una parte regresó a ese antiguo giro.
-Y, dentro de la división de armas, podríamos incluir…
-… el diseño de satélites.
-¡Put…! (Francisco se sonrojó) ¡PERDÓN! ¡Detesto decir malas palabras frente a las mujeres!
-No te preocupes, he oído y dicho peores.

Francisco respiró aliviado. -Regresando al tema, ¿hay otro “avispero” ahí?
-Sí -Ángel revisó el organigrama-. No es propiamente un “avispero”, pero sí una gran víbora: Rugal Bernstein.
-¡PFFF! ¡Otro “querubín”! -exclamó Francisco-. Buscado por la INTERPOL en más de veinte países por tráfico de drogas y armas. (Se cruzó de brazos) Se ha abierto el infierno justo ante nuestros piés… y tenemos que hacer hasta lo imposible por cerrarlo.
-Quiero ayudarles -se ofreció Ángel-. Yo también tengo mi parte de culpa por esta situación.
Francisco se levantó de la mesa y se quedó mirando a Ángel. -¿A qué te refieres con “tu parte de culpa”? -le preguntó.
-Verás: yo trabajé para NESTS -confesó Ángel.
-¡¿CÓMO?! ¡¿ESCUCHÉ BIEN?!
-Sí… yo fui parte de NESTS. Era una de sus miembros más fieles y obedecía todas las órdenes a ciegas, pero… un día…
-Un día, ¿qué?
-Un día empecé a cuestionarme… sobre si lo que hacía era correcto. Había cosas que no me checaban. Lo consulté una y otra vez con mi conciencia, hasta que me dí cuenta de que lo que hacía estaba mal… y decidí huir… no sin antes robar los archivos de la información que te acabo de dar. Los robé… como una forma de resarcir el daño que he hecho.
-De acuerdo. Obedecías órdenes hasta que empezaste a reflexionar y decidiste cambiar de vida- declaró Francisco. En eso, se le vino una idea a la cabeza. -Por pura curiosidad… ¿no recuerdas si te lavaron el cerebro?
-A mí, nunca me lavaron el cerebro. Todo lo hice por mi propia voluntad.
-Bien. Otra pregunta: ¿Sabes de dónde vienes? ¿Recuerdas tu pasado, a tus padres?
-¡Claro que sí! ¡Soy de Veracruz y recuerdo perfectamente mi pasado y a mis padres! (Frunció el ceño) ¿Por qué tanta pregunta?
-Lo que pasa es que… una buena amiga también participó en un grupo criminal… de hecho, fue Shadaloo el grupo. Pero a ella sí le lavaron el cerebro y sufrió amnesia… pero casi se recuperó y colabora con nosotros. (Sonrió) Creo que te convendría tener una plática con ella, y apuesto a que se llevarían bien… Pero volviendo al tema, ¿qué pasó después?
-Tenía que estar huyendo, tanto de la policía como de NESTS. Como puedes ver, mi vida corre peligro después de traicionarlos. He tenido que robar agua y comida para poder sobrevivir… y claro, patearle el trasero a algunos delincuentes.

Después de un rato, Francisco planeo los pasos a seguir. -Lo primero que tenemos que hacer -le comunicó a Ángel-, es meterte al programa de protección a testigos de INTERPOL. Así tendrás protección garantizada las 24 horas y quedarán anuladas todas las órdenes de presentación y/o aprehensión que pudieras tener en tu contra.
-¿Tú crees que tenga órdenes de aprehensión? -preguntó Ángel, con un tono de tristeza.
-Es lo más seguro. Déjame revisar -pidió. Sacó su celular y entró a la página de INTERPOL. Buscó la sección de fichas rojas -Bueno, por lo menos no tienes ficha roja en INTERPOL… aunque sí tienes una ficha azul. Esto es, que piden que te localizen, pero no para arrestarte. Eso ya es buena señal. (Guardó su aparato) En segundo lugar, tendrás que acompañarme a Londres, al cuartel general de Delta Red. Es también nuestra base de operaciones para esta misión.
-¿Y… cuándo nos iríamos?
-Lo más pronto posible. De preferencia, hoy. Así que tienes media hora para hacer tu maleta y llevar lo estrictamente necesario. ¡Ah! ¡Y vamos a necesitar tu laptop! Por otra parte, ¿tienes pasaporte vigente?
-Sí tengo… pero es falso.
-¡Mmmmmta…! ¿Por qué no me sorprende? ¡Bueno! Tomando en cuenta tu situación, me haré de la vista gorda con éso. Y en tercer lugar, necesito pasar esos archivos a mi unidad USB, como un respaldo, nada más.
-Claro. Puedes hacerlo.

Francisco sacó su unidad USB y la conectó a la laptop. Cuando quiso copiar los archivos, se dió cuenta que algunos eran los mismos que tenía el disco duro de Shadaloo. ¡Pero qué cosas! -exclamó-. ¡Varios de estos archivos ya los tenemos! (se dirigió a Ángel) Una pregunta: los archivos de imágenes, ¿los puedes convertir a un formato que cualquier computadora pueda leer? ¿Ya sea JPG, PNG…?
-¡Claro que sí! ¡En este momento lo hago!
Tras unos minutos, los archivos estaban convertidos y en la unidad USB. Francisco retiró la unidad y se la guardó en su saco. -Listo, en lo que haces tu maleta, voy a hacer una llamada.

Francisco sacó su teléfono. -Espero que todavía haya gente en Delta Red, y estén despiertos -se dijo.
Marcó un número telefónico. -Chun-Li -contestó del otro lado.
-¡Ah, qué bueno que estás despierta! -exclamó Francisco-. ¿Qué crees? ¡Parece que por fin estamos viendo la luz al final del túnel!
-¿A qué te refieres con éso?
-Acabo de encontrar a una persona que es parte importantísima en la investigación.
-¿Qué tan importante?
-Sabe perfectamente qué se trae Shadaloo entre manos. En este momento, está haciendo su maleta para llevármela a Londres con ustedes. Claro, primero tengo que inscribirla en el programa de protección a testigos de INTERPOL.
-¡Esa es una excelente noticia! -exclamó Chun-Li-. ¡La mejor que hemos recibido en días!
-¿Ya ves…? A propósito, ¿está Cammy por ahí? Necesito preguntarle una cosa.
-Aquí estoy -se oyó la voz de Cammy-. ¿Qué necesitas?
-¡¿QUÉ?! (casi se desmaya) O tienes oídos biónicos o…
-… o puse el altavoz de mi celular -aclaró Chun-Li.
-¡Con razón! -exclamó Francisco-. ¡Un momento! ¿Cómo supiste que te iba a pedir que pusieras el altavoz?
-Intuición femenina -contestó Chun-Li, entre risas.
-¿Y… quiénes más me están oyendo?
-Aquí estamos todos, Detective -se oyó la voz de Guile-, oyendo las buenas noticias.
-¡General! ¡Nunca creí que me diera gusto oírlo! ¿Está mi hermano por ahí?
-¡Aquí estoy, carnal! -se oyó la voz de José Luis-. Una disculpa: Ni Ginzu ni yo hemos podido descifrar esos archivos, estamos a punto de tirar la toalla…
-¡NO NO NO NO NO…! ¡No te preocupes, carnal! ¡Esta persona me acaba de pasar varios de esos archivos ya en un formato que puede leer cualquier computadora!
-¿En serio? ¡PERFECTO! ¡Ya estaba a punto del suicido!
-¡YAAAA! ¡NO EXAGERES! Y antes de que se me olvide, ¿Está por ahí el compadre Nash?
-Aquí estoy -se oyó la voz de Nash-. Tal vez no parezca, pero estoy contento con la noticia.
-Tranquilo, compadre, tranquilo… Es que… necesito que me “prestes” a Cammy un momento para preguntarle una cosa.
-Sí, es por eso que llamaste. No te angusties.
-Digo, lo hago para que no pienses que te voy a rayar el cuaderno.
-¿Cómo…?
-¡Ay! ¡Otra frase típica de mi país! Quise decir que no pienses que te la voy a quitar.
-Ah, ya entiendo.
-Ahora sí… Cammy, ¿cómo puedo conseguir un salvoconducto para que la testigo entre a tu país sin problemas?
-¿Un salvoconducto…? -preguntó Cammy-. ¿No tiene pasaporte?
-Sí tiene… pero es falso. Ya después daré más detalles.
-Bien… creo que en la embajada pueden pedirlo.
-Esperen -intervino Chun-Li-. Al momento de que inscribas a tu testigo en el programa de protección, se te expide un documento en donde tú te haces responsable.
-Sí, eso ya lo sé -dijo Francisco-. Fue de lo primero que me enseñaron cuando entré a trabajar a INTERPOL.
-Ese documento, también sirve como salvoconducto a tu testigo entre los países miembros de INTERPOL
-Y Gran Bretaña es miembro de INTERPOL -intervino Cammy.
-Con que muestres ese documento a las autoridades migratorias, digas que es tu testigo y que está bajo tu protección, no tienes ningún problema -finalizó Chun-Li.
-Excelente -suspiró Francisco-. En ese caso, sólo tendré que preocuparme por la inscripción y el traslado. ¿Todavía se encuentran en Delta Red?
-Sí, Detective -contestó Guile-. Estamos en la “Sala de Planeación Estratégica”.
-¡Ah, ya! ¡En la “Mesa Redonda”! Por favor, mañana, a primera hora (después de desayunar, claro) vamos a reunirnos ahí. Espero que ya estemos mi testigo y yo en Londres. La reunión es para explicarles a todo detalle, en vivo, en directo y a todo color cómo está la cosa… y de una vez se los adelanto: no es NADA agradable.
-Lo esperamos, detective. Por lo pronto, que tengan un buen viaje.
-Gracias. Y ustedes, duerman lo mejor que puedan… porque creo que después no podremos hacerlo con tranquilidad. Nos vemos.
-Adiós -se despidieron los demás, y Chun-Li terminó la llamada.

Un rato después, Ángel terminó de preparar su maleta. -Es hora de irnos. ¿Llevas tu laptop?
-Sí, aquí está guardada (señaló su maleta deportiva).
-Muy bien. Ahora, nos vamos directo al aeropuerto.
-¿Qué no vamos a pasar primero a INTERPOL?
-Sí. En el aeropuerto, INTERPOL tiene oficinas. Una vez terminado ese trámite, tomaremos un avión de INTERPOL con destino a Londres. Será un viaje largo, así que será mejor que duermas durante el vuelo.
-No hay problema. Vamos, súbete a la motocicleta, yo te llevo.
-Eeeeeerrrr… ¿Sabes…? ¡Mejor pido un UBER! -suplicó, mientras sacaba su celular-. Además, no podrás llevarte la moto a Londres… (afortunadamente).

Anuncios

Un comentario sobre “SFV: Una sombra cae… el fanfic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s