Fanfics

SFV: Una sombra cae… el fanfic.

Capítulo 35: Reunión de víboras.

Un día atrás…

Portaaviones “Black Noah”
Aguas Internacionales.
Oceano Pacífico.

Dos helicópteros aterrizaron sobre la pista del portaaviones “Black Noah”. De uno de ellos, descendió un hombre de tipo oriental, ya entrado en años, casi calvo, con excepción de los laterales de su cabeza, donde sí tenía cabello de color blanco y rematado en punta hacia atrás; y un bigote también blanco y que le llegaba hasta la mandíbula por las comisuras de los labios. Iba vestido con un abrigo corto de piel color vino, camisa blanca, una corbata negra, pantalones negros y un par de zapatos de hierro.

Del otro helicóptero, descendió un hombre alto, rubio de cabello corto y de tez clara. Llevaba puesto un traje y camisa blancos con una corbata de color vino oscuro, zapatos negros y una careta blanca con facciones que le cubría el rostro.

En el portaaviones, los esperaba un hombre más alto, rubio de cabello largo con un bigote negro. El ojo derecho lo tenía tapado con un parche color rojo, mientras que el ojo izquierdo era de color azul. Traía puesto un frac del mismo tono de rojo que el de su parche, con las solapas de color negro y unas tiras que le caían de las solapas del mismo color; una camisa blanca con un adorno negro en el cuello, un fajín de color rojo más oscuro que el resto y zapatos negros. También traía unas bandas negras en cada brazo.

El hombre en el portaaviones sonrió al ver a sus huéspedes -Bienvenidos, caballeros -saludó, con un fuerte tono alemán.
-Bien, ya estamos aquí, Rugal -dijo el hombre anciano -¿Para qué nos citaste aquí?
-Todo a su tiempo, Heihachi -contestó Rugal-, todo a su tiempo.
Heihachi se cruzó de brazos, mientras el hombre de la careta tomó la palabra. -¿El “socio principal”, ya llegó? -preguntó.
-No, Dónovan… aún no ha llegado -contestó Rugal-. ¡Perdón por la descortesía! ¡No los he invitado a pasar!

Los tres entraron en la cubierta del portaaviones. Adentro los esperaba una mujer rubia, con el cabello recogido en una cola de caballo en la parte de atrás, y dejando un fleco en la parte de enfrente, de tez clara y ojos azules. Iba vestida con un traje negro y camisa blanca, así como zapatos negros de tacón. Llevaba tres martinis en una bandeja. -Amo Rugal -habló la mujer-, aquí están las bebidas que ordenó.
-Danke, Fräulein Mature -agradeció Rugal. Acto seguido, Mature llevó la bandeja a Heihachi y a Dónovan, quienes tomaron una copa, y la última se la dió a Rugal. -Bien, caballeros -habló Rugal, después de darle un sorbo a su bebida-, antes de que llegue nuestro último invitado, tengo algo muy importante qué decirles.
-Pues dilo de una vez -pidió Dónovan, alzándose un poco la careta para tomar de su copa.
-¡HABLA! ¿Qué nos tienes que decir? -exigió Heihachi.
-Señores… los han descubierto.
-¡¿QUÉEE?! -exclamaron Dónovan y Heihachi al mismo tiempo.
-Sí, señores. Tanto Helena Douglas como Jin Kazama están al tanto de sus “movimientos” en la oscuridad -informó Rugal-, y no tardarán en avisarles a las autoridades… en específico a la INTERPOL, a Delta Red y a la Fuerza Aera Americana.
-¡¡GRRRAAAAH!! ¡¡NO PUEDE SER!! -exclamó Heihachi, mientras arrojaba su copa al suelo, haciéndose pedazos-. ¡¡PERO SI TOMÉ TODAS LAS PRECAUCIONES!!
-¡Claro! -opinó Dónovan-. ¡Y segúramente, te equivocaste en lo más fácil!
-¡¿AH, SÍ?! -reclamó Heihachi-. ¡COMO SI TÚ LO HUBIERAS HECHO PERFÉCTAMENTE!
-Ya, deja de reclamar… viejo senil…
-¡¡A QUIÉN LE DIJISTE VIEJO!!
-¡BASTA USTEDES DOS! -intervino Rugal-. A los dos los descubrieron, y por lo tanto, los dos son unos incompetentes.
-¡¡REPITE LO QUE DIJISTE!! -exigieron Dónovan y Heihachi al mismo tiempo, mientras se ponían en guardia.
-Con mucho gusto -dijo Rugal, que también se había puesto en guardia…

Y justo antes de que iniciara la pelea, un ruido los interrumpió, así como la sensación de que algo los succionaba. Voltearon y encontraron un portar interdimensional negro con destellos en violeta, de donde salió M. Bison, flotando con los brazos cruzados. -¡AH! ¡Así que… mis “socios” se están matando entre sí…! -comentó al aire-. ¡Esto es delicioso!
Rugal resopló -Hasta que estamos completos -anunció-. Herr Bison, te presento a…
-Sí, sí… ya los conozco, gracias -contestó Bison-. Heihachi Mishima y Víctor Dónovan… sí… ya he tenido el placer de hacer negocios con ellos anteriormente.
-¡El placer fue nada más para tí, si mal no recuerdo! -reclamó Heihachi-. Tú te llevaste todas las ganancias, y a mí me dejaste con una cantidad risible.
-Lo mismo digo -intervino Dónovan.
-Pues si no están de acuerdo… ya saben cómo terminarán -amenazó Bison, mostrando un puño envuelto en energía púrpura brillante.
-Está bien, está bien, haz de cuenta que no dije nada, Bison -dijo Heihachi-. Esta es la última vez que hago negocios contigo, grandísimo infeliz -pensó.

Bison descendio y se dirigió a Rugal -¿Tienen la mercancía?
-Claro, Herr Bison -contestó Rugal-. Acompáñenme, por favor.
Los cuatro se dirigieron a una bodega del portaaviones. Ahí había dos grandes cargamentos cubiertos con una lona. Una de esas lonas tenía el logotipo de “Industrias Mishima”, y el otro tenía el logo de “MIST”. -Aquí los tienes, Herr Bison -dijo Rugal.
Bison se aproximó a los cargamentos, los destapó con ayuda de su poder psíquico y descubrió armamento y material para la contrucción de satélites. -Buen trabajo, caballeros -felicitó Bison-. Con esto, terminaremos de contruír el último PSA.
Heihachi se cruzó de brazos -A mí no me importa lo que hagas con ese material, sino que me pagues lo acordado -declaró.
-Está bien -concedió Bison-. El trabajo está casi terminado, así que es buen momento para que seas recompensado por tus servicios, Heihachi Mishima.

Bison sacó de su gabardina un tubo de ensayo tapado con un líquido verde y se lo dió a Heihachi. -¿Y qué se supone que tengo que hacer con esto? -preguntó Heihachi.
-Sólo tómatelo -contestó Bison-, y hará efecto en pocos segundos…
Heihachi destapó el tubo de ensayo y se bebió el contenido de un trago. Al cabo de unos segundos, Heihachi cayó de rodillas, arqueándose y agarrándose el estómago -¡¡¡AAAAAAARRRRRRGGGGH…!!! ¡¡¿QUÉ ES ESTO?!! -exclamó, mientras caía de frente. Después de eso, la piel se le fue reestirando, adquirió mayor tono muscular y el cabello y bigotes blancos se le volvieron negros… Heihachi Mishima había rejuvenecido.

Heihachi se incorporó lentamente y jadeando. Se quedó de rodillas mientras observaba sus manos. Después se tocó la cara y dibujó una sonrisa en su rostro -¡EXCELENTE! -gritó Heihachi y se incorporó de un salto-. ¡¡SOY JOVEN DE NUEVO!!
-Bison -habló Dónovan-, ¿en cuánto tiempo estára listo el último PSA.
-En dos días -contestó Bison-, pero obligaré a mis trabajadores a tenerlo en un día. ¿Algo más?
-Sí, Herr Bison -intervino Rugal-. A este par de incompetentes (señaló a Heihachi y a Dónovan) los han descubierto.
-¡¿QUÉ?! -exclamó Bison-. ¿Y saben que ellos fueron?
-No. Solo descubrieron los movimientos bancarios, pero no tardarán en saber quiénes fueron… Ahora tenemos a la Fuerza Aérea Estadounidense, a INTERPOL y a Delta Red detrás de nosotros.
-Eso ya lo sé -comentó Bison-. Tuve una pequeña charla con mi buen amigo, el general Guile, en la frontera de México con Estados Unidos hace unos días… pero no será ningún problema cuando los siete PSA se activen…
-Y por si fuera poco, uno de los mejores elementos de NESTS nos traicionó y le ha pasado información al enemigo… pero ya sus ex-compañeros lo están buscando.

Cuartel General de Shadaloo
Ubicación desconocida.

Un hombre, presumíblemente un científico, huía como alma que se la llevaba el diablo dentro de una bodega. Lo venía persiguiendo otro hombre, que coincidía perfectamente con la descripción que los custodios le habían dado a Francisco unos días atrás: Era FANG el que perseguía al científico, y lo hacía caminando y moviendo los brazos como si fueran alas. El científico quiso esconderse entre dos cajas. FANG se detuvo un momento. -El olor no es malo del todo -opinó. Volteó justo a donde se encontraba el científico. -¡Pero todo aquel que traiciona al Amo Bison es mi enemigo…! (se acercó al científico) ¡Debo borrarte, sin dejar ningún rastro de tí!
El científico se topó con pared -¡No, por favor! -suplicó-. ¡¡NO!!
FANG se alzó la manga derecha y dejó ver una mano huesuda, de color púrpura y goteaba una especie de ácido. Se oyó un sonido de como cuando hierve el aceite en un sartén. El científico quedó reducido a una especie de polvo color púrpura. FANG se agachó y procedió a tomar algo de ese polvo y lo olió -¿Sabes? Esto huele aún mejor -opinó, y después ingirió ese polvo lamiéndolo.

En eso, llegó el Black Noah al Cuartel de Shadaloo. Una vez que atracó en el puerto, de inmediato se acercaron montacargas y grúas para descender el cargamento.

Bison, Rugal, Heihachi y Dónovan también descendieron del portaaviones. -Caballeros -dijo Bison-, con esto termina la primera parte de la Operación C. H. A. I. N. S. Ahora viene la segunda parte del plan: Conseguir a los guerreros más fuertes y adicionarles algo de poder psíquico.
-Y es ahí donde yo entro -anunció Dónovan.
-Y una vez que hayas terminado esa parte, podrás recuperar el control de TU empresa DOATEC.
-Espero que tu plan de aumentar tu poder psíquico también sirva para revivir mi poder de Orochi -deseó Rugal.
-No comas ansias, viejo amigo -contestó Bison-. Tengo entendido que el poder de Orochi es casi igual al poder psíquico, así que no tendrás ningún problema. Y teniendo ese poder de nuevo, podrás acabar de una vez con el tal general Heidern.
-Y tú te desharás de tus enemigos, el general Guile y la agente Chun-Li de INTERPOL.
-¡JA! -intervino Mishima-. ¡A mí no me interesa ese famoso poder psíquico! Lo único que quiero es poner en su lugar al debilucho de mi hijo y al inepto de mi nieto.

Anuncios

Un comentario sobre “SFV: Una sombra cae… el fanfic.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s