Fanfics

Una sombra cae… el fanfic

Capítulo 80: El diablo vs. el devorador de almas.

-¿Y como qué viene a buscar el saiyayín éste? -preguntó Blue Púnisher.
-Viene por las tres almas que busca desde el principio, ¿recuerdan? -contestó Dhalsim.
Ken empezó a hacer memoria. -Busca el alma de quien agoniza en pos de la perfección..
Ryu le siguió. -El alma de quien adora al dios del fuego…
Chun-Li terminó.- Y el alma de quien hunde al mundo en tinieblas… y quien hunde al mundo en tinieblas… ¡ES BISON!
-Por lo tanto… ¡Quiere pelear contra Bison para absorber su alma! -dedujo Nash.
-Exáctamente -contestó Dhalsim.
-Entonces, lo mejor será no intervenir -decidió Guile-. Dejemos que se destruyan entre ellos.
-Buena idea, nada más les recuerdo una cosa: el que salga vivo de este encuentro, será nuestro próximo contrincante -advirtió El Rockero.

(Lean lo siguiente escuchando: “Wherever I May Roam”, de Metallica.)
Bison se incorporó lentamente del ataque sorpresivo de Necalli. -Cof… cof… No sé quién seas… ni me interesa… solo sé que te interpusiste en mi camino… ¡Y LO HABRÁS DE PAGAR! -le gritó Bison a Necalli.
-Tus amenazas… no me intimidan -respondió Necalli-. Vengo para llevarme… tu alma al Mictlán…
-¡Y YO LLEVARÉ TU ALMA AL INFIERNO! -gritó Bison-. ¡¡PSYCHO CRUSHER!!

Necalli esquivó el ataque de Bison, quien se fué de frente. Bison logró “poner el freno” y volvió a la carga. -¡¡PSYCHO BLAST!!
Necalli se volvió lodo y desapareció en el suelo, evitando el ataque de Bison. Salió justo enfrente de Bison y le asestó una serie de zarpazos, el último lo mandó al suelo. -No eres… rival para mí… -espetó Necalli.
Bison se levantó, algo dolido. -¡Te arrepentirás de haber dicho eso! -exclamó, y se lanzó con su patada de tijera frontal, logrando conectar a Necalli; aunque no logró hacerle mucho daño. -¡Levántate! -ordenó Bison-. ¡Aún no termino contigo!
Necalli se levantó y se lanzó contra Bison, iniciando una serie de golpes, zarpazos y patadas bloqueadas por ambos contrincantes.

Mientras tanto, el antídoto terminaba de hacer efecto en Rashid, quien se fue levantando lentamente. -Eso estuvo cerca -se dijo-. Después le daré las gracias al mechudo con patas por ese antídoto. Ahora, tengo que ayudar a los demás-. decidió. Y justo cuando ya se iba, unos golpecitos llamaron su atención. -¿Ahora qué? -se preguntó, mientras corría al lugar de donde provenían los golpes. Llegó justo a la cápsula donde FANG tenía prisionera a Li-Fen. -¡Señorita! -exclamó Rashid-. ¡Está bien!
-Sí… gracias… -contestó Li-Fen, tímidamente.
-Ahora mismo te sacaré de ahí. Hazte a un lado, por favor -dijo Rashid-. Sacó un dispositivo y lo conectó al puerto mini USB de su celular con un cable. Luego fijó el dispositivo en la cerradura de la cápsula. Activó una aplicación en su celular y, con una leve explosión, voló la cerradura, haciendo que la puerta de la cápsula se abriera inmediatamente. -¡BINGO! -exclamó Rashid. Tomó a Li-Fen en brazos y salió corriendo de ahí, con rumbo a la Guarida de los Cuatro Reyes.

-Los dos están iguales -observó Cammy-. Cualquiera podría ganar.
-Sí. Sus fuerzas están muy equilibradas -asintió Leona.
-Hasta podría acabar en empate -agregó Ralf.
-¿Empate…? ¡Jeh…! ¡OJALÁ! -exclamó Blue Púnisher.
-¿A qué te refieres con eso? -preguntó Kyo.
-Que se destruirían entre ellos, y no tendriamos más preocupaciones.
-Pero la probabilidad de que eso ocurra es prácticamente… nula. -replicó Clark.
-¿Y eso…?
-Aquí podría ganar el que cometa el primer error…

En eso, llegaron Rashid y Li-Fen. -¡Rashid! -exclamó Ryu.
-¿Qué está pasando aquí? -preguntó Rashid, perplejo.
-Yo le explicaré, amo -se ofreció Azam, y le explicó lo que había pasado: las transformaciones de Bison, la aparición de Necalli y la pelea que estaban teniendo los dos en ese momento.
-Veo que me perdí buena parte de la diversión -observó Rashid.
-No te preocupes, Aladino -contestó Blue Púnisher-. Nos enfrentaremos al que gane del que salga vivo…
-Y… ¿quién será el menos peor? -preguntó Rashid.
Nadie supo contestar eso. -¿Y esa niña? -preguntó Chun-Li.
-Es Li-Fen -contestó Rashid-. Es la niña a la que FANG secuestró y obligó a activar el “Programa Descenso”.
-¡Miserable! -exclamó Chun-Li-. Entrégame a Li-Fen, yo la cuidaré.
-Bien -accedió Rashid, colocando en los brazos de Chun-Li a Li-Fen.
-Tranquila, Li-Fen… ya estás a salvo -la tranquilizó Chun-Li.
-Gracias, Chun-Li -contestó Li-Fen.
-¿Cómo supiste mi nombre?
Li-Fen sacó una tableta de su bolsita y se la enseño a Chun-Li. En la tableta se desplegaba información sobre ella, como su nombre, estatura, peso y trabajo. -¿De dónde sacaste todo eso? -preguntó Chun-Li.
-De Internet -contestó Li-Fen-. También sé que tú fuiste una de las que encontraste a Merope.
-¿Merope?
-Una de las piezas para controlar las lunas negras. Tenían un rastreador GPS cada una, y por eso supe que ya estaban en buenas manos.
-Bien hecho, Li-Fen -aplaudió Chun-Li.

Necalli tomó a Bison por la cara y lo estampó contra la lona. -Ahora… devoraré… tu alma…
-¡NO TAN RÁPIDO, MONSTRUO! -reclamó Bison, quien le dió un úppercut a Necalli, quitándoselo de encima. Atacó a Necalli con una serie de puñetazos y patadas, terminando con su patada de tijera. -¡¡PSYCHO CRUSHER!!
Bison literalmente arrolló a Necalli con esa movida -¡¡¡AAAAAAAAAAAAACK…!!! -gritó Necalli.
-No eres rival para mí… Es hora de terminar con tu patética existencia -dijo Bison, mientras se acercaba a un Necalli casi derrotado y de rodillas. -¡¡¡AL DIABLO CONTIGO!!! -gritó, mientras generaba una barrera de energía psíquica que golpeó a Necalli y lo elevó por los aires. En ese momento, Bison creó una esfera de energía psíquica en su mano y, cuando Necalli iba cayendo… -ÚLTIMATE… PSYCHO… ¡¡¡CRUSHER!!! -gritó Bison, mientras embestía a Necalli con una versión mejorada de su “Psycho Crusher” y así lo llevó contra una pared.

Necalli cayó, derrotado. -Bueno, creo que ya tenemos al ganador -observó Iori.
-Por lo menos, es el más debilitado -opinó Nash.
-Las apariencias engañan, Charlie -contestó Guile
.¡¡JAAAAAA JA JA JA JA JA JAAA…!!! -rió Bison-. ¡Era una cuestión de tiempo, monstruo! -le espetó a un caído Necalli-. Tarde, o temprano, ibas a caer ante mi poder… (le dió una patada en el costado) No eres más que un monstruo fracasado (se dirigió a los demás). ¿Lo vieron…? -les preguntó-. A pesar de que hayan desactivado las lunas negras, y tú, miserable (señaló a Nash), absorbiste parte de mi poder pśiquico, sigo siendo lo suficientemente poderoso para dominar este mundo…
-¡¡DEMONIOS!! -masculló Nash.
-Pues entonces… la última batalla… ¡SERÁ CONTRA TÍ, BISON! -exclamó Guile-. ¡TODOS, LISTOS! -ordenó, poniéndose en guardia
-¡SÍ! -contestaron los demás, poniéndose también en guardia.
-Li-Fen… quédate aquí, por favor -le pidió Chun-Li.
-Sí…
-Vengan a mí… ¡PARA QUE LOS ELIMINE! -exclamó Bison, poniéndose en guardia.

Pero… un ruido llamó la atención de Bison. -¿Qué demonios…? -preguntó.
Volteó a ver hacia donde estaba Necalli, quien se incorporaba lentamente. -Nuestra batalla… no ha terminado -habló Necalli, poniéndose totalmente de pié.
-Veo que aún sigues vivo -observó Bison, con sarcasmo-. Resultaste ser más resistente de lo que pensaba. Serías un gran miembro en mi ejército.
-Necalli… no pertenece… a ningún ejército -le contestó Necalli-. No hay nada… que no pueda… consumir… ¡¡¡LO CONSUMIRÉ… TODO!!! ¡¡¡GRUAAAAAAAAAAAAAAHHH!!!

El cabello de Necalli se volvió rojo y se liberó de los anillos que lo sujetaban, y las marcas de su pecho se volvieron rojas y aún más visibles. -¡¿PERO QUÉ…?! -exclamó Bison.
-Se me olvidaba que se podía transformar en “súper saiyayín” -dijo El Rockero.
-No es momento para chistes -reclamó Cammy.
-Aún hay pelea, y el resultado aún es incierto -agregó Chun-Li.

Necalli golpeó el piso con ambas manos, haciendo que salieran unas puas justo abajo de Bison. Saltó y atacó a Bison con un enorme zarpazo. Después se deslizó hacia enfrente y atacó con un doble zarpazo a Bison -¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAGH!!! -gritó Bison, de dolor.
-Ahora… ¿quién no es rival para quién? -preguntó Necalli. Saltó y le cayó a Bison con un “talonazo volador” en el estómago. Después lo tomó de la cabeza y lo azotó una y mil veces contra el piso.
-Es la primera vez que veo a Bison en estas condiciones -dijo Guile, algo asombrado.
-Ese monstruo lo está haciendo cera y pabilo -agregó Heidern.

-¡¡¡TE APLASTARÉ!!! -gritó Necalli, mientras azotaba a Bison una vez más y lo arrastró todo el camino rumbo a una pared, donde lo estampó. Formó una esfera de energía negra en su puño y con esa golpeó a Bison, derrotándolo.
-¡Esto se acabó! -dijo Nash.
-¡Ya tenemos al ganador! -agregó Jin.
-Preparémonos para la siguiente pelea -declaró Kazuya.

El cabello de Necalli volvió a la normalidad, así como sus marcas volvieron a su color original. Necalli tomó a Bison de la cabeza y lo alzó sobre sus hombros. -La victoria… es mía… y devoraré tu alma… -declaró Necalli-. Dicho esto, abrió las fauces de una forma desproporcionada. -Fue exactamente lo que hizo conmigo -recordó Iori.
-¿A qué te refieres? -preguntó Chizuru.
-Me lo encontré una vez en las montañas de Tokio a este ser -explicó Iori-. Me derrotó y absorbió mi parte de Orochi.
-Increíble -musitó Kyo.
Se veía como una especie de vapor oscuro salía del cuerpo de Bison y era absorbido por las enormes fauces de Necalli. Cuando terminó de absorber ese vapor, dejó caer a Bison como si fuera un muñeco roto. Necalli soltó un rugido impresionante. -Un alma impresionante… verdaderamente impresionante -declaró-. Ahora, me faltan sus almas (señaló al grupo)
-¡Ni creas que voy a ser tu cena! -exclamó Ken.
-¡No dejaré que devores mi alma! -declaró Kyo.
-¡TE DERROTAREMOS! -gritó Jin.
-Sean uno, sean dos, sean mil… ¡Sus almas… terminarán… en el Mictlán! -dijo Necalli.

Y justo cuando se lanzaba al ataque… Necalli cayó de rodillas -¡AGH! -se quejó.
-Parece que Bison le cayó mal a nuestro amigo -observó El Rockero.
-¿Y a quién no le caería mal semejante pedazo de buey echado a perder? -preguntó Blue Púnisher.
Necalli se tiró en el piso, quedando en posición fetal y tomándose el estómago del dolor. -¡AUCK..! ¡¡¡AAAAAAAGH…!!! -se quejaba. En eso… empezó a reír de una forma diabólica. -¡MHHH JA JA JA JA JA JAAA…! ¡JA JA JA JAAA JA JA JA JA JA JA JA JAAA…! ¡¡¡¡¡JAAAAAAAAAAAAAA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JAAAA…!!!!
-¿Y ahora, qué chiste se habrá contado el sólo? -preguntó Blue Púnisher.
-No creo que haya sido un chiste -contestó Chizuru-. Detecto una actividad anormal en ese ser… como si su alma… no fuera suya…
-Errr… en español, por favor -pidió Blue Púnisher.
-Es como si… a esa cosa… la hubiera poseído un espíritu ajeno.
-Bueno… todos vimos que absorbió el alma de Bison y… (Blue Púnisher abrió los ojos como platos) oooooh… ooooooooooh…

-Este cuerpo… -habló Necalli, mientras se incorporaba-. Este cuerpo… ¡¡¡ESTE CUERPO ES PERFECTO!!! -gritó, lleno de alegría.
-¿De qué estás hablando? -preguntó Ken.
-Oh, no… -musitó Dhalsim-. ¡Nunca creí que esto pudiera ser posible!
-¿Qué pasa, Dhalsim-sensei? -preguntó Ryu.
-Bison se dejó absorber a propósito.
-¡¡¿QUÉEEEEEEEEEEEE?!! -exclamaron los demás.
-¿Y como para qué querría cometer semejante tontería? -preguntó Nash.
-Para poder poseer el cuerpo de Necalli -fue la respuesta de Dhalsim.
-¿Eh…? Anciano… ¿quieres decir que… ahora el alma de Bison… ESTÁ EN EL CUERPO DE ESA COSA? -preguntó El Rockero.
-Exactamente.
El Rockero alzó la vista y puso cara de lamentación. -Su puta madreee… musitó.

Bison, ya dentro del cuerpo de Necalli, estaba maravillado por la fortaleza de este último. -¡INCREÍBLE! -exclamó, admirado-. ¡NUNCA CREÍ TENER TANTO PODER EN MI VIDA! ¡ÉSTA ES LA VENTAJA DEL PODER PSÍQUICO DE BISON…! ¡¡PUEDO TOMAR POSESIÓN DE CUALQUIER CUERPO, INCLUÍDA LA DE MONSTRUOS PODEROSOS COMO ÉSTE!! ¡¡¡JAAAA JA JA JA JA JA JA JA JA JA…!!! ¡¡¡¡JAAAAAAAAAAAAA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JAAA…!!!! Mi poder pśiquico, no conoce límites -presumió. De inmediato volteó y miró a todos los demás. -Ustedes osaron desafiar el poder de Bison… Y ahora… ¡LO PAGARÁN CON SU VIDA! ¡¡¡JAAAAAAAAA JA JA JA JA JA JA JA JA JA…!!! -reía Bison, mientras flexionaba los músculos y se liberaba de nuevo el cabello de Necalli, pero ahora, en lugar de ser rojo, era púrpura brillante.
-Aunque hayas cambiado de cuerpo, sigues sin ser rival para EL ESPÍRITU DEL MÚSCULO -lo retó Zangief.
-Bah -lo minimizó Bison. -¡Tú solo eres un fanfarrón que arderá con mi poder psíquico!
-Un momento -intervino Ryu-. Bison… yo seré tu oponente.
-¡¿Es en serio?! -exclamaron los demás.
-¿Estás seguro de querer hacerlo? -le preguntó Ken.
-Nunca había estado tan seguro en mi vida, Ken -contestó Ryu-. Entrené todo este tiempo precísamente para este combate.
-Jeh… Hoshi, como siempre, tan seguro de si mismo -habló Bison-. Pero por fin tendré el placer de derrotarte y de quedarme con tu cuerpo (se puso en guardia) -¡PREPÁRATE A MORIR! ¡¡JE JE JE JE JE JEEE…!!!

Anuncios

Un comentario sobre “Una sombra cae… el fanfic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s